Vendamos la experiencia de la pobreza

(…)”En el Perú hay la oportunidad de vender experiencias, ese es el desafío del sector. El abanico que se abre es muy grande.”

Dice Arturo Garcia Rosa en Caretas, sobre las expectativas de crecimiento del sector hotelero en el Perú. Mientras se discute sobre la posibilidad de crear el Ministerio de Cultura, y se debate el fortalecimiento de las políticas culturales en el país los empresarios apuestan por los hoteles de lujo. Es cierto que la industria sin chimeneas puede generar grandes divisas, pero se tiene que dirigir de tal manera que beneficie también a la población que viven alrededor de los lugares turísticos o centros hoteleros. Sino terminarán creando resentimiento y hostilidad de parte de la población, que en un arranque de necesidad venden sus tierras solo para ver construidas murallas infranqueables, palacios inalcanzables y que afecta su entorno paisajistico (como en Choquequirao) o afectan la distribución del agua por el excesivo consumo o desecho de aguas servidas sin el tratamiento previo (como esta ocurriendo en el Valle Sagrado).

A favor del Perú juegan además que es un país amigable, que el visitante se siente muy bien acá, y que además la comida es extraordinaria. Por otro lado, diría que si hay un 70 a 80 por ciento de ocupación en los hoteles de Lima es porque la gente se puede quedar el fin de semana, porque hay cosas que hacer, que ver, es una ciudad segura. Eso no pasa, por ejemplo, en Sao Paulo.

Invertir en el Perú, apoyar la cultural local en las zonas donde se encuentran, una política de buen vecino, desarrollar y entrenar la mano de obra local es lo que deberían hacer estas compañias, sino muy pronto se veran rodeados de favelas paulistas. Por que no puede ser que los lugareños solo puedan aspirar a ser los mozos o mucamas de los hoteles de lujo, y encima mal pagados como en el hotel de lujo de Koehlin en Aguas Calientes, “no pues, señorita”, diran ellos, “los sacamos de la linea de pobreza…antes vivian con $1 por dia, ahora viven con $2…” o tal vez será por que quieren que los turistas no se pierdan la experiencia de la pobreza.

Koechlin cree que el turismo de lujo va a crecer mucho. Hoteles como el que acaba de inaugurar Orient Express en el Colca, o la misma Casona Inkaterra en el Cusco, de alrededor de US$ 1,000 la noche, son solo el comienzo. Recientemente anunció que una cadena de la India y otras dos de los Estados Unidos evalúan invertir en proyectos hoteleros dirigidos al segmento de lujo en Lima y Cusco. “El turismo es principalmente hoteles”, dice, “y por eso no crece tan rápido. La hotelería requiere inversiones de largo plazo, de veinte a treinta años, es una recuperación lenta, por eso debe ser segura”.

Guerra avisada…

Anuncios

1 Response to “Vendamos la experiencia de la pobreza”



  1. 1 elmorsa.pe » Peru: are you experienced? Trackback en febrero 2, 2010 en 5:11 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




NO A YANACOCHA!

UN DIA COMO HOY

EL COMERCIO MIENTE

El Comercio2

No a la Impunidad!!

banermajaz

agosto 2008
L M X J V S D
« Jul   Sep »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Buzzear (PE)
Global Voices en Español - El mundo te habla … escúchalo

El Frio Mata

logo_por_los_ninos

A %d blogueros les gusta esto: