Las memorias

Interesantes las reflexiones de Javier Torres sobre la memoria, el deber de recordar, de guardar la memoria nos corresponde sobretodo a nosotros las generaciones que venimos después de estos trágicos sucesos, las victimas y sus familiares tienen el derecho de seguir sus procesos de sanación y olvido pero nosotros no, es nuestro deber recordar, si los ciudadanos del Perú quieren vivir en un país que tenga posibilidades de no repetir lo peor de su historia.

El 16 de julio casi a la misma hora, se conmemoró una misa en la iglesia de La Recoleta para recordar a las víctimas de la Cantuta asesinadas por el Grupo Colina y una ceremonia cívico-religiosa (con rezo del rosario y presencia de la Virgen del Carmen incluidas) en la Calle Tarata, para recordar a las víctimas del atentado de Sendero Luminoso. Quien escribe esto hubiera querido asistir a los dos actos, pero lamentablemente es imposible estar en dos lugares al mismo tiempo. Un dilema siempre nos plantea que hay que optar y por la cercanía a los familiares de Cantuta opte por ir a la misa. Sin embargo, me preguntaba si habría posibilidad alguna de que se pudiese conmemorar a ambos grupos de víctimas en una sola ceremonia. Y tal como están las cosas concluí que sería imposible. ¿Cómo armonizar ambas memorias en dos hechos que tienen un vínculo directo? ¿Es posible pedirle a los sobrevivientes, deudos y familiares que lo hagan? Luego de varios años trabajando el tema, he llegado a la conclusión que desde el movimiento de derechos humanos hemos querido forzar procesos que deben tener su propio tiempo de maduración y que hemos querido que las víctimas hagan aquello que no es su deber. El deber de recordar, como dice el antropólogo Marc Auge, no es un deber de las víctimas, ellas por el contrario tienen que encontrar el equilibrio entre la memoria y el olvido para no terminar congelados en el pasado terrible que les tocó vivir. El deber de recordar está en manos de quienes vienen adelante. Por ello creo que nuestro aporte debe ser el de recuperar y poner en valor la mayor cantidad de testimonios del conflicto armado interno, de hacer que todas las memorias emerjan, que no queden sepultadas. Y creo que hemos exagerado al querer poner a todas las víctimas del conflicto armado interno juntas en un mismo memorial como “El Ojo que Llora”. Las memorias no pueden ser estandarizadas, homogenizadas, las memorias son diversas, contrapuestas, contradictorias inclusive y por ello es que debemos dejar de lado cierta tendencia a la uniformidad y a querer que el Informe de la Comisión de la Verdad y Reconciliación sea la nueva Memoria hegemónica que debe primar sobre otras memorias del conflicto, ya que al hacerlo caemos en la misma intolerancia de los actores de la guerra y le hacemos un flaco favor a las víctimas que antes que Memoriales buscan justicia y reparación. Post completo aquí

Viisto en GCC

Anuncios

0 Responses to “Las memorias”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




NO A YANACOCHA!

UN DIA COMO HOY

EL COMERCIO MIENTE

El Comercio2

No a la Impunidad!!

banermajaz

agosto 2010
L M X J V S D
« Jul   Sep »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
Buzzear (PE)
Global Voices en Español - El mundo te habla … escúchalo

El Frio Mata

logo_por_los_ninos

A %d blogueros les gusta esto: