La elección

Todos los gobiernos de Alan García acaban manchados de sangre. Su primer gobierno protagonizó hace 23 años la Matanza de los penales, el asesinato masivo y extrajudicial de 300 presos amotinados, muchos de los cuales se habían rendido antes de recibir la descarga mortífera. Su segundo gobierno va camino de otro record de muertes. (…)

Así empieza el artículo de Gervasio Sanchez, fotógrafo español, sobre el Perú, en estos tiempos de elecciones es bueno recordar la infame estela de impunidad que aun sobrevive en nuestro país, salga quien salga es imprescindible que se saque todo a la luz y se haga justicia, solo así podremos avanzar como país democrático.  Esa tarea nos corresponde principalmente a los ciudadanos tenemos que elegir no olvidar, pedir que nuestras autoridades cumplan la ley, que no se manipule al poder judicial y que haya una verdadera politica de reparación a las victimas del terrorismo del lado que fuere.

La democracia peruana es muy mortífera. Su Comisión de Derechos Humanos informó hace años que “el Perú era el único país del mundo que registró sin interrupción denuncias de desapariciones forzosas entre 1983 y 1996”

El ex presidente Alberto Fujimori, un hombre autoritario y promotor de autogolpes, fue demonizado. Su desagradable presencia permitió encaramarlo en el liderato de muertes extrajudiciales y desapariciones forzosas. Pero no se lleva la palma ni mucho menos.

El gobierno de Alan García entre 1985 y 1990 y el de su predecesor, Fernando Belaúnde Ferry, son los máximos responsables de casi 6.500 denuncias de desaparición forzosa presentadas ante la respetada Defensoría del Pueblo. Alberto Fujimori sí es culpable de haber sembrado la impunidad al decretar la Ley de Amnistía de 1995 que ha impedido hacer justicia.

Pero Belaúnde tomó una decisión drástica que iba a provocar un baño de sangre: instauró en diciembre de 1982 el estado de emergencia y entregó el mando a unas fuerzas armadas que desconocían la lengua y la idiosincrasia de los indígenas. “La diferencia cultural entre las fuerzas del orden y los campesinos creó una distancia inevitable. Las tendencias racistas agravaron el problema de comunicación. El desprecio y la infravaloración de los sectores campesinos o indígenas, considerados como no humanos o ciudadanos de tercera categoría, permitieron que se violaran masivamente sus derechos civiles”, se lee en un informe de la Comisión de Derechos Humanos.

En los dos siguientes años del gobierno de Belaúnde, el número de desaparecidos alcanzó los 3.000. La llegada de Alan García al poder no redujo esta tendencia alarmante. Sus jefes militares seguían usando la fuerza bruta en los departamentos más conflictivos.

Los fiscales de derechos humanos que recibían las denuncias de madres y esposas quechuas parlantes apenas aguantaban unos meses en sus puestos por culpa de las amenazas de los militares y sus aliados…

En aquellos años viajé varias veces al departamento de Ayacucho donde se produjeron el 64,8% de las desapariciones forzosas. Los generales que lideraban los Comandos políticos-militares eran dioses a los que nadie en sus cabales rechistaba. Los ciudadanos que no colaboraban eran considerados senderistas o terroristas. “Mi profesión es la guerra y al que saca los pies del plato le doy con todo lo que tengo”, explicaba explícitamente el general Petronio Fernández Dávila.

Si hubiese justicia todos ellos estarían hoy encarcelados y también los responsables de sus nombramientos. Si hubiese justicia Belaúnde no hubiese tenido un funeral de Estado cuando murió ni Alan García hubiese repetido como presidente del Perú.

La desmemoria se instaló en el país andino y la violencia protagonizada por el estado fue un tema tabú. Se ha avanzado más en las investigaciones en países secuestrados por violentos regímenes militares como Chile o Guatemala que en el Perú democrático. Como si los desaparecidos durante la democracia tuvieran un valor ínfimo o como si la democracia verdadera fuese todavía un sueño en uno de los países más racistas del mundo.

Leer el artículo completo aquí

Anuncios

1 Response to “La elección”


  1. 1 Jorge mayo 1, 2011 en 4:28 am

    muy interesante.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




NO A YANACOCHA!

UN DIA COMO HOY

EL COMERCIO MIENTE

El Comercio2

No a la Impunidad!!

banermajaz

mayo 2011
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
Buzzear (PE)
Global Voices en Español - El mundo te habla … escúchalo

El Frio Mata

logo_por_los_ninos

A %d blogueros les gusta esto: