Bárbaros, los defensores de la tortura

Sabía que la corridas de Acho eran frecuentadas por la “alta sociedad limeña” pero me sorprendió ver en ella a reconocidas figuras del mundo intelectual y político peruano.  Y ellos son los que llaman bárbaros a la gente y costumbres de los pueblos indígenas!!

Aquí pues la lista de la verguenza, gente que apoyan con su asistencia a un espectaculo de tortura de los animales

Maria Amelia Cooper,  Patricia y Mario Vargas LLosa, Frederick Cooper, Ricardo Pazos, Puchi Hoffman, Carmen Martinez Bordiu, Sol y José Antonio García Belaunde, Alondra García Miró, Ximena Espinosa, Alex Von Ehren, Giordanna Saba, Daniel Bermudez, Alvaro y Leonor Sanchez, José Antonio García Miró, Francesca y Claudia Neri, Patricia, Micaela y Ricardo Vega LLona, Francisco Picasso, Javier Rodriguez Larraín, Alfredo y Alice Hogahen, Luz María Olaechea, Ani Berckemeyer, Fátima y Ricardo Rizo Patrón, Rafael y Sandra Belaunde, Verónica Clarke, Ferreyros, Jimmy y Barbara Crosby, Felipe Ortiz de Zeballos,  Rafael García Miró, Roxana Valdivieso, Miguel, Valerie, y Luis Miró Quesada. (Ver al final para ver las fotos de estos bárbaros)

Pues con esas élites con razón no avanzamos en terminar con la crueldad y la tortura en el Péru!. Dos de ellos estan incluso en la comisión del Museo de la Memoria, con que cara!, si ven la tortura como un entretenimiento!!

Eso de que figuras de la intelectualidad defiendan la corrida de toros parece que no es cosa sólo de Perú, Pablo Rodriguez critica acertadamente el artículo del filósofo español Fernando Savater (se me cayó este filósofo, un mamotreto de defensa que cae en muchos errores de lógica y razonamiento).

El principal hilo argumental está reflejado en la frase “la civilización humana se basa en el maltrato de los animales” ¡Falacia Naturalista Pura y Dura! Vale que los humanos hemos sido cazadores primero y agricultores después, y que durante toda nuestra historia como especie el maltrato animal haya sido una constante, pero eso no significa que deba seguir siéndolo y que debamos aprobarlo….así como la esclavitud, o la  marginación y violencia contra las mujeres. Es evidente que tenemos el derecho (y el deber) de romper con las tradiciones que consideremos aberrantes o simplemente inadecuadas ¿o no?

Savater utiliza el conocido argumento de “es una salvajada, pero existen otras salvajadas“, como la caza, la experimentación animal y la misma producción ganadera. Curiosamente,  la agenda completa de los defensores de los animales se emplea como una razón para no abolir las corridas.

Pero las corridas de toros son diferentes a las otras actividades mencionadas. En ellas no se hace una Fiesta pública (¡incluso televisada!) de un acto de innegable tortura.

¿Y eso de que un Parlamento no es lugar para hablar de moral? Los Parlamentos hacen las leyes y sobre éstas tiene que haber (necesariamente) un planteamiento moral. Si la violencia machista fuera considerada algo aceptable no se habrían promulgado leyes para evitarla. Si los Parlamentos de muchas naciones no hubieran pensado que la esclavitud era inmoral no la habrían abolido en el siglo XIX.

Y acaba con una frase lapidaria “[las posturas abolicionistas]no reflejan un acercamiento a la naturaleza, sino el predominio humanista de dos instancias desconocidas en ella: la compasión y la hipocresía”. De acuerdo en la primera parte: la oposición a las corridas no tiene nada que ver con el ecologismo y es perfectamente posible ser pro-taurino y ecologista; tiene que ver con el problema moral que nos plantea a algunas “almas delicadas” (en palabras del propio Savater) que la tortura de un ser capaz de sentir dolor sea objeto de diversión y regocijo para algunos.

Y lo de la hipocresía ¿de quién es la hipocresía?

Yo insisto en que se debe ver el asunto de las corridas de toros como parte de una agenda integral de eliminar la crueldad contra los animales. En ese sentido no es necesario eliminarlas del todo sino simplemente modificarlas para excluir las partes de tortura y muerte como espectáculo  como ya lo hacen en Portugal y en el Toro Pujllay andino. Es cierto que aún en estas practicas se somete a maltratos a los animales pero mejorando el manejo y las condiciones de los recintos donde estan los animales se puede reducir los efectos negativos. Y de esta forma preservar la fiesta, el arte y la adrenalina que tanto gustan a sus cultores. Aquí un post de una “norteamericana-defensora-de-los-animales” que sin embargo se siente fascinada ante este espectáculo.  Sentimiento que muchos de mis familiares comparten: la emoción del enfrentamiento, la fascinación de la muerte cercana, etc, en Acomayo sin embargo vitorean al toro y no al torero y esta fiesta no tiene nada que ver con la que se hace en Acho, aunque sus origenes son españoles se ha convertido totalmente en una fiesta andina, incluso cambiando su significado, es ahora una ofrenda de sangre a los dioses tutelares, muchas veces es la sangre del torero la ofrendada. Aunque no se mata ni se banderillera al toro, la única vez que lo ví en mi vida adulta, me pareció de todas formas un espectáculo cruel por las condiciones en que tienen a los animales antes de la corrida: traidos desde Chumbivilcas en camiones estrechos, de hambre y de sed, visiblemente casandos y enfermos, no compartí la alegría del espectáculo y no creo volver a ver una de estos Toro Pujllays.

Un comentario inspirador para este post fue este en el Blog Reflexiones Peruanas

-Que me perdonen la expresión, pero simplemente el takanakuy es una práctica bárbara (un abogado de Miraflores)

me imagino al mismo abogado miraflorino asistiendo a Acho muy orondo él. Que fácil es juzgar a otros y no ver sus mismas prácticas o al menos tratar de entender a los otros antes de hacer juicios apresurados. Igualmente Ardito condena el Takanakuy y Chiraje sin haberse detenido a preguntarse y preguntar a los participantes de estas fiestas que piensan o por que participan de ella o realmente analizarlas en su contexto. Me parece más bárbaro enfrentar a animales que no saben por que están ahí que una practica entre seres humanos que han acordado pelear bajo reglas y limites precisos.

Yo al menos trato de entender el por que la gente se siente atraida a este espectáculo cruel y aunque puedo entender por que un pueblo inculto y pobre podría verse fascinado por la adrenalina no puedo entender por que gente que tiene un nivel alto de educación que se vanaglorian de ser modernos y racionales pueden no cuestionarse su participación en estas prácticas.

About these ads

1 Response to “Bárbaros, los defensores de la tortura”


  1. 1 Nila Vigil marzo 28, 2012 en 10:20 pm

    en verdad toda “fiesta” de crueldad contra los animales no humanos deberiía erradicarse.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




NO A YANACOCHA!

UN DIA COMO HOY

EL COMERCIO MIENTE

El Comercio2

No a la Impunidad!!

banermajaz

marzo 2010
L M X J V S D
« nov   abr »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
Buzzear (PE)
Global Voices en Español - El mundo te habla … escúchalo

El Frio Mata

logo_por_los_ninos

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: